Cómo ahorrar energía, en tiempos de aumentos de tarifas


El uso del PVC incrementa la Eficiencia Energética
Administrar correctamente el uso de la energía permite ahorrar gastos sin afectar el bienestar. La producción de energía en su mayoría, proviene de recursos naturales no renovables que requieren fuertes inversiones para su desarrollo y explotación. Estos factores, entre otros, señalan la conveniencia de aplicar una serie de medidas para mejorar la eficiencia energética en todos los ámbitos de la vida cotidiana.
La Eficiencia Energética promueve crear conciencia sobre la importancia de economizar energía. Un componente a destacar es la elección de materiales que reduzcan su consumo.
¿Cómo ayudar a un buen uso de la energía? Los avances tecnológicos que permiten reducir el consumo, junto a la elección de materiales eficientes para la construcción de viviendas y edificios más sustentables y el cambio en los hábitos cotidianos, hacen posible el ahorro. El PVC es uno de los materiales dotados con las mejores propiedades para reducir el consumo de energía. Sus características de versatilidad, diseño y durabilidad, se suman a su aislación térmica y acústica. No necesita mantenimiento. Es resistente a la abrasión aun estando en la intemperie. En comparación con otros materiales requiere de mucha menor cantidad de energía para ser producido. Su reciclado y reutilización demanda aportes escasos de energía y ofrece al usuario la posibilidad de elegir opciones de acabados en diseños, colores y texturas.
Estas ventajas hacen que el PVC, asociado a una tecnología eficiente y de calidad según estándares amparados en Normas IRAM, logre productos de altas prestaciones y eficiencia energética. ¿Cómo elegir un producto de bajo consumo? Existen varias maneras de saber si un producto es de bajo consumo. Una de ellas es comprobar si tiene incorporada la etiqueta de eficiencia energética. En este caso, un indicador de barras y colores permite hacerlo en forma clara y sencilla. ¿Cómo es una etiqueta de eficiencia energética?
¿Qué relación tiene con el PVC? Durante 2018 entrarán en vigencia las normas de etiquetado de eficiencia energética de unidades habitacionales en general y de aberturas en particular.
Los cerramientos de PVC generan una importante disminución de la demanda de energía debido a su aislamiento térmico, hermeticidad y estanquidad. Este beneficio se verá reflejado rápidamente en la reducción del consumo en las facturas de servicios de energía eléctrica y gas. Al ahorro de energía que aportan las aberturas eficientes, se les debe sumar otros aportes de importancia derivados de la utilización de otros elementos fabricados con PVC. Entre ellos los cielorrasos, persianas, paneles para recubrimientos de paredes internas, pisos, siding y deck. Todos ellos están en proceso de normalización y etiquetado para complementar el objetivo principal, que es economizar energía con materiales de calidad, innovación tecnológica y diseños eficientes. La AAPVC integra comités IRAM de acuerdo con las políticas establecidas por la Secretaría de Energía, acompañando a sus empresas miembros en el desarrollo de normas técnicas que ofrezcan soluciones aptas para mejorar el consumo de energía en viviendas y edificios.

Views All Time
1
Views Today
1