Aluoest, todo en aluminio desde hace 60 años


En 1957, nace Aluoest ofreciendo al mercado perfiles de aluminio, laminados, accesorios, máquinas para la fabricación de carpinterías, coberturas de piscinas, ventanas para techos e iluminadores solares. José Maria Caudarella, fundador de Aluoest, sostiene que la innovación y el crecimiento son fundamentales para permanecer vigentes. Esa inquietud por el progreso siempre estuvo guiada por su pasión por el aluminio. En el aniversario número 60 de la empresa, Caudarella hace un repaso por su historia, brindando su visión del mercado y las claves del éxito de su empresa.
Revista Ventana: ¿Cómo fueron los comienzos de Aluoest?
José María Caudarella: Me egresé del Industrial en el año 1956, Aluoest nace al año siguiente, a la vista de hoy con bastante resultado. Lo que ha cambiado es la visión, hace 60 años solo perseguía objetivos y los problemas los pasaba por arriba, hoy uno ve los logros pero también se preocupa por los obstáculos, no sé si será inherente al razonamiento personal o es un común denominador para todos. Empezamos fabricando herrajes para toldos metálicos, ese fue un paso en nuestra historia muy importante, porque los toldos metálicos fueron un boom en la Argentina. Fabricábamos algunas piezas y herrajes para ese gremio que hoy ya ha cambiado, casi todos han mutado a carpinteros, lo que nos llevó a nosotros a la mutación al aluminio. Comenzamos vendiendo los rollos para fabricar los toldos, y después fuimos pasando poco a poco al perfil, hasta llegar en forma más acentuada a la distribución de perfiles de aluminio.
R. V.: ¿Cómo fueron incorporando el resto de los productos?
J. C.: En un principio éramos eminentemente industriales después fuimos agregando la comercialización, fuimos distribuidores de Kicsa, después continuamos con Aluar hasta el día de hoy. Hemos sostenido nuestro posicionamiento incorporando otros productos como ser los iluminadores solares, de Solatube Internacional, empresa que también representamos en Chile. Por el efecto de las bajas tarifas eléctricas no obtuvo aún la inserción esperada, ahora que las tarifas están tomando la verdadera dimensión que tienen en el mundo esperamos un desarrollo de mayor magnitud del producto, por sus excelentes características. Más tarde confió en nosotros la firma italiana Emmegi, fabricante de máquinas para carpinterías de aluminio, nombrándonos representantes en Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile; lo cual es un verdadero orgullo. También, hace muchísimos años incorporamos las ventanas para techos de la firma Faelux.
R.V.: ¿Cuáles son los proyectos a futuro de Aluoest?
J. C.: Nuestro proyecto es la continuidad e ir cada día afianzando la solvencia de la empresa. En este momento estoy trasladando mis operaciones a mis dos hijas. Fernanda se dedica a la parte industrial de Aluoest, que es el management de las coberturas de piscinas. María Florencia, Dra. en Ciencias de la Comunicación, se está dedicando principalmente al marketing, relaciones públicas, sin dejar ninguna de ellas de compartir todos los temas que abarca la empresa. Aluoest cuenta con personal de hace más de 30 años, como Jorge Cácamo, y muchos empleados que están junto a mí desde hace más de 25 años, lo cual es un apoyo enorme para la traslación generacional. Mi gran ocupación de este momento es tratar que esa traslación se haga de la forma más ordenada y estrecha posible.
R.V.: ¿Qué destacaría de estos 60 años de Aluoest?
J. C.: Nuestro crecimiento ha sido muy paulatino, con los años uno se da cuenta que lo que quiere hacer en dos días lo hace en 60 años. Todos nuestros objetivos los alcanzamos trabajando, y gracias a la colaboración de mucha gente, tanto de nuestro personal interno como de personas que trabajan por fuera de Aluoest, gente del gremio, funcionarios de las empresas y amigos de otras compañías, que lo que nos unió fue el aluminio y que forjamos una amistad a través de los años; a todos ellos les estoy muy agradecido.
R.V.: ¿Cómo vio el crecimiento del aluminio en estos 60 años?
J. C.: Evidentemente si pienso en el primer momento lo que se fabricaba en aberturas a lo que veo hoy es un crecimiento exponencial. Los países Latinoamericanos siempre vienen a la saga de Europa, lo que aparecía en el exterior se reflejaba acá a los 10 años. Focalizándonos en la región, las líneas que trabajamos en Argentina son importantes, de altísima calidad y sobre todo sustentables. Realmente el crecimiento del aluminio no llega a los niveles que el gremio espera, creo que se debe a los altibajos que ha atravesado nuestro país. Nosotros en época de crisis siempre pensamos en más, entonces en el ínterin que va pasando una crisis vamos haciendo otra cosa, algunas de ellas se han plasmado muy bien y nos han brindado nuevas oportunidades para cuando llega la bonanza estar en condiciones de incorporar nuevos productos en el mercado.
R.V.: ¿Qué acciones hacen falta para aumentar la participación del aluminio en el mercado?
J. C.: Hay una demanda enorme de vivienda, por lo cual evidentemente el futuro va a pasar por el aluminio, gracias a sus elevadas ventajas. La contra es que los precios están regidos por una condición interna de inestabilidad, agravada por la presión fiscal y la poca relación de los interprecios. Depende de cómo crezca el mercado en general, va a crecer el aluminio. Actualmente, vemos en un leve ascenso del mercado, donde se nota palpablemente una reactivación, todavía no ha alcanzado los niveles esperados, pero sí vemos una esperanza si continuamos en este camino de retomar el nivel de años anteriores.
Técnicamente hay una veintena de empresas manufactureras de cerramientos, que han entrado en el camino de la tecnificación, con centros de mecanizado muy importantes, por lo cual si se desarrolla la construcción como en años anteriores, hoy el mercado está en condiciones de afrontar la enorme demanda.
R.V.: ¿Cuál cree que fue la clave del éxito de Aluoest?
J. C.: Creo que la clave es el día a día, el nunca quedarnos felices con los que somos y con lo que fuimos, sino tratar de aprovechar la bonanza o los problemas de cualquiera de las épocas para apuntalar el futuro. Nuestro éxito es la consecuencia del trabajo diario de todo nuestro personal que se dedica constantemente y que mantiene una excelente relación con nuestros clientes de muchos años, quienes valoran nuestro asesoramiento y servicio. Nosotros siempre colaboramos para que la gente fuera tomando una posición más cercana a los verdaderos valores del aluminio, ese es uno de los motivos de nuestro triunfo, y otro punto importante es la trayectoria comercial con nuestros proveedores siendo lo más cumplidores que hemos podido, eso es lo que ha realzado el concepto que tiene el mercado de nosotros. Transitamos nuestro camino en esa dirección, sin defraudar a nuestros clientes, ni proveedores; tratando de estar siempre a la vanguardia, con nuevos productos, nuevos sistemas, software para los talleres de carpintería, ofreciendo sistemas muy completos que atienden desde el pedido hasta la culminación de una operación.
R.V.: ¿Cómo vislumbra el futuro del mercado?
J. C.: Estamos pensando en el futuro porque creemos que es lo único que cuenta en una empresa. El pasado es una marca que puede quedarnos para bien o para mal, depende de la trayectoria que hayamos tenido. El presente está regido por la coyuntura, el futuro está dentro de nosotros, está dentro del espíritu que tenemos. Por eso queremos contagiar esperanza, la esperanza de que esto es una situación más de las tanta que ha vivido la Argentina, yo tengo fe en la gente que está con nosotros, en la juventud que está trabajando en todos los niveles, empresarios, estatales, yo creo que tienen que darse cuenta que hay un solo camino que es para adelante.

Views All Time
1
Views Today
2