Craig Dykers destacó el rol social de los edificios públicos


Hydro Extrusion Argentina organizó el encuentro “Snøhetta en privado” donde el socio fundador de la firma noruega, Craig Dykers, conversó con reconocidos arquitectos locales. Desafió a repensar el rol de los edificios públicos desde la sustentabilidad física y social, a la luz de la experiencia de haber realizado ocho bibliotecas incluyendo la célebre de Alejandría, en Egipto. Maravilló la visión multidisciplinar del estudio -de más de 180 profesionales en todo el mundo-, incluyendo trabajos de paisajismo, diseño industrial, o diseño de marcas como el nuevo logo de Hydro a nivel mundial.

En una charla de tono intimista, el arquitecto Craig Dykers compartió algunos aprendizajes y visiones con un grupo de 30 colegas, representantes de los principales estudios de arquitectura de Buenos Aires. Fue convocada por Hydro Extrusion Argentina y su gerente general, Eduardo Juliá, destacó: “Es un honor invitar al arquitecto Dykers, socio fundador de Snøhetta, un estudio nacido en Noruega al igual que la empresa Hydro. El estudio de arquitectura es un orgullo nacional, y ganó reconocimiento internacional en especial luego de haber ganado el concurso de la famosa Biblioteca de Alejandría, en Egipto. Esta empresa de arquitectura y diseño es también parte de la historia y del futuro de Hydro, ya que ha sido responsable del nuevo logo de la empresa a nivel mundial, con una imagen más moderna que representa también la renovación constante de una compañía nacida hace 112 años”. La conferencia de Craig Dykers estuvo organizada en tres principales segmentos, abordando en primer lugar la visión multidisciplinar de un estudio internacional y el valor agregado que genera en los proyectos. Luego se refirió al rol social y la proyección hacia el siglo XXI que deben tener los edificios públicos, reforzando los conceptos que había destacado en una conferencia en la reciente BIA-AR -Bienal Internacional de Arquitectura de Argentina-, donde la empresa Hydro fue sponsor. Finalmente describió el diseño para el flamante logo de la empresa Hydro a nivel mundial.

Craig Dykers explicó que en 1986, fundaron en Oslo el estudio de arquitectura Snøhetta, haciendo referencia al pico más alto de la cadena montañosa, que se llama así y significa “cerro de nieve”. Actualmente son dos directores y cuatro socios, con dos sedes, en Oslo y Nueva York. “Trabajamos cerca de 200 personas en el mundo, y desde hace 30 años nos congregamos en este cerro de 2286 metros, para subir hasta un pabellón que diseñamos para la observación de renos y búfalos. Esta escalada la hacemos como un ritual de colaboración en equipo. Tenemos un enfoque multidisciplinar que abarca arquitectura, diseño interior y paisajismo, así como diseño de producto y diseño industrial, haciendo visible la versatilidad del grupo. Nuestro trabajo consiste en crear hábitat y le generamos valor a través de una visión transciplinar, para lo cual reclutamos gente de diversidad de profesiones y poblaciones. Casi el 50 por ciento son mujeres que tienen iguales oportunidades de acceso al liderazgo. Trabajar con múltiples disciplinas genera ese pensamiento transdiciplinar que nos permite ponernos en el lugar del otro y de una sociedad. Nuestro trabajo se centra en realzar el sentido de entorno, la identidad, la relación entre personas y los espacios físicos que habitamos con la mayor flexibilidad, y permitiendo la apropiación de los edificios con equipamiento urbano, por ejemplo”.

Respecto de las bibliotecas, expresó que luego de la de Alejandría, ganada por concurso internacional por el año 2000, hicieron ya un total de ocho y les ha permitido reflexionar activamente cómo crear un ambiente de aprendizaje con visión de futuro. “Deben proporcionar un cambio de paradigma, una plataforma positiva para influir en su entorno, con todas las innovaciones técnicas para la experiencia de aprendizaje, con un ambiente versátil y estimulante para el intercambio social y cultural, entre los estudiantes y el público en general”. Se refirió también al sentido social y de iconos culturales, “deben ser monumentos sociales y no esculturales”. Habló de la biblioteca de Toronto que hoy está iluminada en color rosa para una campaña de concientización del cáncer de mama. En este sentido se refirió a otros edificios públicos “que deben ser diseños accesibles y participativos porque los pagan los contribuyentes”, como la Ópera Nacional y el Ballet de Oslo, en Noruega, y la ampliación del Museo de Arte Moderno de San Francisco, en California. Habló tambien de la Biblioteca de Calgary en Alberta, Canadá, terminada en 2018, como un “Portal de aprendizaje” de innovación y colaboración. Explicó a raíz de la ampliación del Museo MOMA de San Francisco, proyecto de 2016, que “un museo debe comprometerse con las condiciones locales y de las comunidades de un modo proactivo”.

Finalmente Craig Dykers destacó el reciente proyecto de diseño gráfico corporativo para el desarrollo del isologo de Hydro, comunicando la nueva posición global. “Se creó la nueva identidad visual inspirada en el símbolo de la unificación. Las formas circulares pueden ser asociadas al perfil del aluminio o a las velas de las barcas de los vikingos, propia de la tradición noruega, desde una visión moderna y con un símbolo fuerte de Hydro hacia el futuro”.

Views All Time
3
Views Today
8