Metales Roma más de 35 años en el mercado del aluminio


Desde su fundación el 2 de noviembre de 1982, Metales Roma se desempeña como distribuidor de perfiles de aluminio en Mendoza. Recientemente se trasladó a un nuevo local para aumentar su capacidad de almacenaje y poder brindar un mejor servicio a sus clientes, desde la entrega inmediata del producto hasta la realización de capacitaciones en su predio de la mano de la Aluescuela Hydro. Raffaele Mattei, titular de la empresa, cuenta cómo fue la evolución y la situación actual del mercado de aluminio.
Revista Ventana: ¿Cómo fue la evolución de Metales Roma en más de 35 años?
Raffaele Mattei: Metales Roma fue fundada por Osvaldo Juan, Miguel Ángel Barufaldi y Raffaele Mattei. Osvaldo Juan, se retiró de la sociedad en el 2008 y no siguió en el negocio del aluminio. Miguel Ángel Barufaldi, maneja en este momento una de las carpinterías de aluminio más antigua y grande del país. Y en mi caso, sigo adelante con Metales Roma. La trayectoria de nuestra empresa se ha visto beneficiada porque siempre hemos distribuido perfiles de aluminio de extrusoras de primera línea. Comenzamos en la década del 80 con la firma KICSA, que fue la inventora de la línea Herrero, que revolucionó el mercado, y la primera en incorporar la pintura en perfiles. En aquel tiempo, en Mendoza el mercado de las aberturas estaba monopolizado por el hierro y la madera y nos costó mucho esfuerzo imponer el aluminio. Por lo cual, participamos en ferias locales, llevamos a cabo acciones para los arquitectos, dimos charlas en los colegios, visitamos a herreros y carpinteros de madera. A partir de la segunda parte de la década del 90 se comenzó a revertir la situación. Desaparecida Kicsa, comenzamos a trabajar los productos de ALCOA, y la línea VENETO, logrando rápidamente la aceptación en Mendoza. Actualmente, somos distribuidores de HYDRO, una empresa líder en innovación, tecnología y calidad. Por ejemplo, la línea Rotonda 640 ha sido muy bien aceptada en el mercado mendocino. A esto debemos sumarle las líneas de alta prestación como la HA62, HA110, RPT, Piel de vidrio y Baranda que están respaldadas por la enorme experiencia internacional de HYDRO.
R.V.: ¿Cómo fue la evolución del aluminio en Mendoza?
R.M.: Hoy con enorme satisfacción podemos decir que el mercado de Mendoza le ha ganado la batalla a las aberturas de hierro y de madera. Y los carpinteros cada vez se tecnifican más con máquinas para ofrecer productos de mayor calidad. En un país en que todo está por hacerse creemos que el aluminio crecerá sin duda alguna. El gran déficit de viviendas si se ataca como corresponde indudablemente que va a beneficiar a nuestra industria.
R.V.: ¿La coyuntura actual cómo afecta a la industria?
R.M.: Los avatares los estamos arrastrando desde hace 60 años. Tenemos altas tasas de interés, es decir los bancos no prestan en la Argentina el servicio que dan en el resto del mundo. La presión impositiva es asfixiante, el costo de los fletes es altísimo especialmente para los que estamos en el interior, los impuestos al trabajo son elevadísimos y no vuelven en servicio al trabajador. El dólar es un bien que el Gobierno tiene que cuidar porque los que estamos en zonas de frontera vemos las marcadas diferencias en los precios en los países vecinos. Y deben importase bienes útiles para el desarrollo agroindustrial y no “pelapapas para zurdos”. Por último, por supuesto no debemos olvidar que la inflación es muy difícil de bajar. Y creemos que se solucionará con esfuerzo, dar estudio eficiente a todos los niños , jóvenes, y sudor y mucho trabajo.
R.V.: ¿Qué beneficios aporta el nuevo local?
R.M.: Con el cambio al nuevo local pudimos aumentar nuestra capacidad de almacenaje y poder prestarles un mejor servicio a nuestros Clientes.
R.V.: ¿Realizan capacitaciones en su local?
R.M.: Anualmente, recibimos el apoyo de la ALUESCUELA de Hydro, realizando dos jornadas de actualización en nuestro local, y esto sirve para que los carpinteros aclaren dudas, especialmente en los aspectos técnicos de la alta prestación en obras de envergadura.
R.V.: ¿Cuáles son los productos de mayor aceptación?
R.M.: Indudablemente, la línea que más vendemos es la Rotonda 640. Pero el mercado ha evolucionado mucho y se venden cada vez más accesorios de mayor calidad, el DVH se ha impuesto definitivamente y los vidrios laminados cada vez se usan más. Y las líneas de alta prestación se están usando en barrios privados y en obras importantes.
R.V.: ¿Cuáles son los objetivos de la empresa?
R.M.: El objetivo actual de la empresa es la renovación generacional. Si se hace bien, tendremos otros 35 años de vida. Para ello, hay un equipo coordinado por Aldo Rodaro y secundado por Mauricio Mattei, Jorge, y Mario Lazo. Estamos trabajando estrechamente para que los objetivos se mejoren y superen.
R.V.: ¿Proyectos a futuro?
R.M.: Los proyectos futuros son optimistas, porque en si en estos 35 años hemos superado tantos vaivenes económicos del país es que nos hemos hecho un coraza para enfrentar los tiempos difíciles. Pero es importante que la República nos acompañes en nuestro trabajo diario. Lamentablemente, la famosa “grieta” existente, atrasa la nación. Si los políticos dejan de lado su egoísmo, vedetismo, las falsas y estériles polémicas y por una buena vez se juntan para acordar cinco o diez políticas de estado que serán respetadas por los sucesivos gobiernos, la Argentina será creíble, sustentable y se encaminará a un futuro exitoso. Eso es lo que deseamos, dejarle a la nuevas generaciones la herencia de un país que los contenga, donde haya trabajo genuino y un porvenir venturoso para todos los que habitan este generoso suelo.

Views All Time
1
Views Today
5